Asociación de Amigos del Ferrocarril de Collado Villalba
Asociación de Amigos del Ferrocarril de Collado Villalba 

Exposicion 99 años de Metro de Madrid

Con motivo de la preparación del centenario de la inauguración de la Compañía del Metropolitano de Madrid, se ha dispuesto una exposición en la estación de Metro de Chamartín. En esta podemos hacer un recorrido por la historia de este ferrocarril subterráneo, desde sus orígenes en 1919 hasta la actualidad.

Fase de montaje de las cajas en Carde y Escoriaza

Para ello se presenta en una serie de paneles informativos la evolución de esta Compañía, haciendo hincapié en el viaje que Alfonso XIII realizó desde Cuatro Caminos a Sol para dar el comienzo a la explotación de este medio de transporte. Su fotografía nos recibe a la entrada de la exposición.
Los paneles explicativos comienzan con la definición de “clásico”, en referencia al material usado por la Compañía. Nos define este material como aquel material móvil puesto en servicio en las líneas del Metropolitano entre los años 1919 y 1965, y una pequeña serie en 1976/77. Estos 378 vehículos disponían de características comunes al pertenecer a una tipología tecnológica similar. Todos tuvieron caja de estructura metálica, auto-portante, con equipos de freno Westinghouse, equipos de tracción General Electric, motores de tracción General Electric o Westinghouse, bogies Brill, etc ..

Para denominarlos fueron “bautizados” con el nombre de alguna de las estaciones a las que servían; así, por ejemplo, los que iniciaron el servicio entre Sol y Cuatro Caminos fueron denominados tipo “Cuatro Caminos”.

 

Los coches tipo “Cuatro Caminos”
Para el inicio del servicio, la Compañía del Metropolitano Alfonso XIII calculo la necesidad de parque en 11 coches motores y 10 remolques. Estos vehículos fueron matriculados como M-1 a M-11 y R-1 a R-10.

 

Para su construcción buscó en la industria europea al fabricante de dicho material, no encontrando candidato ya que Europa estaba inmersa en la 1ª Guerra Mundial. Dentro de la industria nacional, la empresa Carde y Escoriaza de Zaragoza, se compromete a la realización de las cajas, no así los bogies se consiguen con gran dificultad en el mercado norteamericano, tambien afectado por la Guerra Mundial. Los motores son adquiridos de segunda mano a la Compañía del Metropolitano de Paris, que oferta 12 motores para equipar seis coches, ya que tan solo un bogie iba motorizado (con dos motores). Los cinco coches motores circularon sin motorizar como remolques, numerados como MR-1 a MR-5. Entrada la década de 1920, cuando la compañía consiguió más motores, actualizó estos.

Interior del coche R9, tal y como se usó para la inauguración

Los coches motores disponían de dos cabinas, siendo posible su circulación aislada. Los coches remolque tan solo fueron dotados de una cabina de conducción. La capacidad era de 24 viajeros sentados y entre 90 y 96 viajeros de pie, dependiendo si el coche era motor o remolque, respectivamente.

 

Las cajas de estos coches tenian una longitud de 12.650 mm, disponiendo de tres puertas por cada costado. Estas puertas eran de madera y de apertura manual por parte de los viajeros. El cierre era neumático de funcionamiento automático.


En la exposición nos encontramos cuatro de estos coches, en concreto los matriculados como M6-R6 y M9-R9. Estos fueron parte de los seis que inauguraron la línea Sol-Cuatro Caminos el 17 de Octubre de 1919.

Imagen del libro "El Material Móvil del Metro de Madrid" de Manuel González Márquez, José Luis García Salazar, Manuel Melis Maynar y Fco.Javier González Fernández
Puertas de apertura manual

Los coches M9-R9 son dos vehículos cuyas cajas no han sufrido reformas importantes a lo largo de su vida, y su interior rememora el estado de los mismos en los primeros tiempos de servicio.


Los interiores no fueron revestidos y es visible la estructura metalica. Los pisos fueron cubiertos con tarima de madera.


Como decoración exterior fueron pintados en rojo carruaje, y llevaron el escudo de la compañía, dotado de corona al ser el rey Alfonso XIII uno de los accionistas. En estos dos coches se han colocado replicas de este escudo tal y como los llevaron en origen. 

Escudo identificativo de la Compañía en su primera etapa

Para la ampliación del servicio con la apertura de la prolongación desde Sol hasta Atocha el 26 de diciembre de 1921, se adquirieron 16 coches motores y 5 coches remolque del mismo tipo “Cuatro Caminos” que los que ya se poseían. Estos fueron matriculados como M-12 a M-27 y R-11 a R15. La diferencia con los anteriores era que estos nuevos vehículos motores llevaban sus dos bogies motorizados con cuatro motores eléctricos, si bien estos eran de la mitad de potencia que los originales.

Cabina del coche motor M9

Con el devenir del tiempo, la compañía decidió ampliar estos coches, aumentando la longitud de las cajas y manteniendo el número de puertas por costado. Estas pasaron de los 12.650 mm hasta los 14.803 mm en la reforma realizada entre 1934 y 1936. Los coches M6-R6 pertenecen a los reformados, y en su caja se puede observar dos ventanas mas entre la cabina y la primera puerta.
En esta época, ya dentro de la II Republica, el logotipo de la compañía perdió la seña de identidad real, pasando a ser la Compañía del Metropolitano de Madrid o CMM.

Imagen del libro "El Material Móvil del Metro de Madrid" de Manuel González Márquez, José Luis García Salazar, Manuel Melis Maynar y Fco.Javier González Fernández
Aparato de alarma

Con posterioridad llegaron los coches “Vallecas”, usados en la ampliación de la línea 1 desde Atocha hasta Vallecas, los coches “Ventas”, que sirvieron en la línea 2, los “Quevedo” y “Tetuán” para las ampliaciones hacia el Norte de la línea 1, los “Embajadores” para la línea 3, los “Salamanca” para la línea 4, así como los “Bulevares”, y por último los “Legazpi” para completar la línea 3.


De todos ellos, de sus características, de sus fechas de entrada en servicio, así como fotos de sus distintas evoluciones, son mostradas en esta exposición, exposición que será próximamente ampliada, recibiendo otros 8 coches más tambien restaurados convenientemente.


La visita se completa con un video ilustrativo de la vida de este medio de transporte en Madrid, con sus sucesivas ampliaciones conforme aumentaba la demanda.


 

Señales y sistemas de comunicaciones

Unos mostradores presentan elementos de uso cotidiano en Metro de Madrid hace unos años. Señales, sistemas de comunicación, elementos distintivos de los vehículos, prendas de uniforme, etc … que completan el recorrido por la historia de esta empresa.


Finalmente, unos paneles informativos nos muestran el proceso de restauración de los cuatro coches expuestos.


La exposición es permanente, y abre en horario de 10 a 14, viernes, sábados y domingos. Su acceso es gratuito, pero al estar dentro de una estación de Metro se ha de disponer de un título válido de transportes.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Asociación de Amigos del Ferrocarril de Collado Villalba